OBESIDAD Y AUMENTO DE INFECCIÓN

OBESIDAD Y AUMENTO DE INFECCIÓN
dav

OBESIDAD Y AUMENTO DE INFECCIÓN

He insistido mucho en la clara relación de la obesidad con un deficiente estado de salud y mayor predisposición a las infecciones.
Para el experto en nutrición Valter Longo, autor de publicaciones influyentes sobre alimentación y estilo de vida, la incidencia de las infecciones ha aumentado en los paises mas avanzados a causa del exceso de alimentación.
Las infecciones pueden relacionarse tanto con una alimentación carencial como con una excesiva. Por esta razón, durante la pandemia del virus gripal A/H1N1 de 2009 ( también conocida como fiebre porcina ) se observó entre los sujetos obesos una tasa mayor de infección, gravedad, hospitalización y muerte que entre los no obesos.
El mismo fenómeno estamos observando en la actual pandemia por coronavirus, la mayoría de enfermos que requieren cuidados intensivos en una UCI porque suponen los casos mas graves, son los pacientes con un sobrepeso importante. Por otro lado son los pacientes de peor manejo y con una tasa de complicaciones mayor.
En pacientes adultos se ha visto que un rápido aumento de peso ( mas de 18 kilos en dos años ) implica un riesgo doble de pulmonía. En un estudio llevado a cabo en Alemania con 3960 niños obesos de 8 años, se vio una incidencia 5 veces mayor de bronquitis, y un uso intensificado de antibióticos. Otra investigación estadounidense con niños y adolescentes de 2-20 años, ha documentado una incidencia mayor de infecciones urinarias en las niñas y adolescentes obesas. Otras evidencias denotan la asociación entre peso corporal y desarrollo de caries dental en niños en edad escolar. Los niños con sobrepeso pierden mas días de clase que sus compañeros con normopeso.
Con respecto al tipo de alimento, parece también evidente que hemos aumentado mucho el consumo de proteínas diario por encima de los valores normales, especialmente de las proteínas de origen animal ( carne roja, embutidos, pollo..), con una disminución de las de origen vegetal, mucho mas saludables.
También destaca el aumento del consumo de carbohidratos, las 4P: PAN, PASTA,PIZZA Y PATATAS, y de las bebidas azucaradas.
La obesidad, sobre todo la visceral o “central” ( en torno al tronco ) a menudo esconde varias condiciones peligrosas para la salud: valores alterados de triglicéridos y colesterol en la sangre ( dislipemia ), de insulina y de presión arterial, además de una tolerancia reducida o alterada a la glucosa, la aparición de insulinoresistencia y diabetes de tipo 2. Todo esto, a su vez, lleva a la aparición de otras alteraciones patológicas, como las enfermedades cardiovasculares y aterosclerosis, es decir la rigidez de las paredes de las arterias.
Todas estas consideraciones nos conducen de nuevo a un concepto primario; ¿ que es mas importante, destruir a los gérmenes o mantener sano nuestro organismo?. La respuesta a esta cuestión me parece fundamental.

Deja una respuesta