EL TÉRMINO PSICOSOMÁTICO

EL TÉRMINO PSICOSOMÁTICO
Fibromyalgia word cloud concept

EL TÉRMINO PSICOSOMÁTICO

La palabra, como tal, es un adjetivo que se compone de psico, que significa “alma” o “actividad mental”, y psomático, que significa, “natural”, “corpóreo”. Psicosomático se denomina aquel trastorno psicológico que se origina en la psique y luego se manifiesta en el cuerpo, provocando alguna consecuencia en el organismo.
¿ Como es posible que un proceso mental sea capaz de dar lugar a una alteración orgánica?, el psiquiatra Enrique Rojas opina que se puede describir la secuencia que va desde lo psicógeno hasta lo somático del siguiente modo: “ansiedad, fuertes tensiones emocionales sostenidas o factores psicológicos crónicos de gran importancia para el sujeto, excitación psíquica, trastornos funcionales, disregulación neurofisiológica, inflamación y lesión ya con una localización precisa”.
Por lo tanto, no es necesario tener patología mental para manifestar síntomas psicosomáticos, de hecho la presencia de sintomatología de este tipo es mas frecuente de lo que creemos, y dado el entorno estresante en el que vivimos actualmente, debemos aceptar estos fenómenos como habituales.
Pero, ¿ Cuál es el mecanismo por el que tensiones psíquicas pueden dar lugar a alteraciones funcionales primero y mas tarde daño en los tejidos en forma de inflamación, dolor y si se mantienen en el tiempo, artrosis?
La clave está en el sistema nervioso autónomo o vegetativo, esa parte del nuestro sistema nervioso que funciona de forma independiente de nuestra voluntad, y que controla funciones tan importantes como la digestión, la circulación, la secreción hormonal etc.
Es de sobra conocido por la ciencia la gran conexión que existe entre las zonas del cerebro que rigen nuestro comportamiento emocional y el sistema nervioso vegetativo. El gran cirujano francés René Leriche ( 1879-1955 ), lo expresó con rotundidad: “Quien no domina su vegetativo es un eterno enfermo”.
Otro concepto importante es el hecho de que, en que la mayoría de las ocasiones estas tensiones psíquicas no son percibidas como conscientes es decir, pertenecen al misterioso mundo del inconsciente y el paciente no es capaz de relacionarlo con sus problemas de salud. Además cuando el médico intenta establecer esta relación causal, se encuentra, con frecuencia, con la incomprensión del paciente: “Me dice que todo está en mi cabeza, me dice que estoy loco, a mi me duele de verdad”,etc.
Para los expertos en medicina psicosomática, la conversión de tensiones psíquicas en físicas tienen como objetivo crear una maniobra de distracción para el cerebro, éste preferiría el sufrimiento físico antes que el psíquico para conseguir distraer la atención y evadirse, generando un síntoma más aceptable para su funcionamiento.
Cuando este sufrimiento mental más o menos inconsciente se da en un grado superior como consecuencia de un pasado sobrecargado de acontecimientos desfavorables, nos encontramos con una entidad clínica plagada de todo tipo de alteraciones en el funcionamiento corporal, la fibromialgia, una enfermedad que supone un verdadero reto para la ciencia médica.
No nos olvidemos que el diagnóstico de enfermedad funcional siempre debe ser un diagnóstico de exclusión, antes de pensar en ello, deberemos descartar aquellas enfermedades que conocemos como “orgánicas”, y solicitar las pruebas analíticas o de imagen necesarias.
Los procesos psicosomáticos son muy difíciles de entender, tanto por los médicos como por los pacientes, pero existen, son reales y muy frecuentes en las consultas médicas. Un mayor conocimiento sobre su presencia, ayudaría a ambos ( médico y paciente ) a comprender mejor el complejo mundo de la enfermedad y la salud.

Deja una respuesta